Tuesday, October 19, 2010

Los libros de texto.


Desde hace algunos (muchos ya) meses tengo la fortuna de participar (una pequeña participación) en el proyecto de rediseño de los libros de texto de educación primaria para el año 2012 y ojalá que no se acabe el mundo, porque sino el esfuerzo habrá sido completamente en vano.

Coordinar un proyecto de este calibre requiere mucha dedicación, esfuerzo, participación, atención, y por supuesto un mar de gente experta y no tan experta en los temas a desarrollar para que nuestros educandos se lleven algo con ellos después de leer los libros.

Yo solo he revisado el diseño y contenido de los libros de español de 3º y 4º grados, como los de educación física de 3º, 4º, 5º y 6º y los de educación artística de 5º y 6º.

Yo no soy experto en ninguna materia, excepto en diseño e ilustración, pero para poder evaluar el diseño y las ilustraciones, pues he tenido que leer los libros de principio a fin, un curso intensivo de lo que debería ser la nueva primaria.

Aún así y por pura lógica, mis aportaciones acabaron trascendiendo el ámbito del diseño, para desbordarse en el ámbito de los contenidos de los libros de texto. Temas como igualdad de género y de condición socioeconómica o física, la actualidad de los indios mexicanos, la ecología, el reciclaje, la obesidad, la incidencia de la publicidad en el comportamiento de compra y el consumo responsable, son algunos de los temas que se abordan en estos nuevos libros de texto, además del temario obligado.

Cuando inició el proyecto, y por pura casualidad, yo me encontraba en medio de una reunión para discutir los libros y pude hojear la primera propuesta que hacía la SEP, en ese momento deseé ser experto en todos los temas para reescribir esos bodrios que mal enseñaban todos los contenidos. Por suerte, me invitaron a participar con mis comentarios.

El resultado fue un reporte de casi nueve mil páginas, donde se hacían las modificaciones a esos primeros esperpentos.

Al ver la última versión de corrección, y aunque no es la versión final y aún quedan cosas por corregir, la verdad es que me siento orgulloso de estos nuevos libros de texto, al igual que toda la gente que ha trabajado muy duro por lograr este resultado.

Los libros siempre serán perfectibles, y seguro que habrá algún experto que sepa explicar mejor, educar mejor, decidir mejor los temas, en fin… a mi solo me queda la sensación de estar haciendo algo que incide directamente en la educación de los mexicanos, y eso me hace sentir feliz por la esperanza que eso trae consigo.

No comments:

Post a Comment